Equipos

¿Cuál es el momento indicado para utilizar un estudio?

Realizar fotografía de estudio puede resultar muy caro, pero puedes encontrar alternativas y montar tu estudio por muy poco.

ESTUDIOS DE FOTOGRAFÍA

Un estudio de fotografía es el centro de trabajo donde desarrollaremos nuestro trabajo. Cuando un fotógrafo avanza en sus proyectos y empieza a tener clientes, es muy probable que surjan limitaciones en función de los encargos.

Es un buen momento para romper el hielo y comenzar a ampliar experiencias. Si realizas fotografía de retrato, moda o producto, necesitarás perfeccionar tu trabajo.

El trabajo en estudio te da mucha libertad, puedes manipular la iluminación a tu antojo y controlar todos los elementos.

EL ESTUDIO

Asegúrate de que el estudio de fotografía tiene el espacio suficiente para desarrollar la actividad e introducir el equipo que necesitas, tanto a nivel técnico como humano.

La atura y las dimensiones del estudio serán fundamentales a la hora de componer los sets y la iluminación. La altura juega un papel importante, cuanto más alto sea el techo, más posibilidades tendrás de manejar y dominar la luz.

Finalmente el fondo, normalmente los encontraras curvos y blancos, es recomendable que no acabe en ángulo recto, sino la transición de la luz no será suave. Según los estudios podrás encontrar la opción de cambiar los fondos, de color, con telas, decorados o paneles modulares.

ILUMINACIÓN

En las fotografías de estudio la iluminación juega un papel muy importante. Al igual que en el exterior intentamos dominar la luz, en el estudio adaptamos la luz a nuestras necesidades.

Entre las necesidades surge el poder controlar la iluminación de la escena, dependiendo del tema a fotografiar, usando luz continua o procedente de un flash.

Los inconvenientes son el alto consumo de energía y los elevados precios de los equipos de iluminación. Muchos fotógrafos optan por acudir a estudios de alquiler y de equipos técnicos.

Antes de alquilar un estudio, practica y aprende a controlar la luz, lee y aprende de los expertos.

Os recomendamos que paréis y que conozcáis a David Hobby y su filosofía Strobist. No es necesario tener un buen equipamiento, sino de lo que puedas lograr, desde el buen control y la experiencia de las herramientas con las que dispongas.

 

EQUIPOS

Las ventajas de la iluminación con flash se establecen en la utilización de pequeños equipos manejables, aunque no podamos ver los resultados hasta el momento de la captura.

Con una pequeña equipación compuesta de cinco instrumentos útiles en fotografía, podréis obtener grandes resultados.

Iluminación flash

Nos adentramos en un tipo flash que nos aporta la resolución de situaciones lumínicas más complicadas. El flash de zapata, utilizado directamente sobre la cámara o de manera independiente, será nuestra fuente de luz principal.

Se pueden utilizar de manera independiente, algunos de ellos cuentan con una luz led como fuente de luz continua o la posibilidad de utilizarlo en modo inalámbrico con hasta cuatro grupos.

Los inconvenientes a la hora de utilizar flash de zapata, se encuentran en el nivel de potencia, la luz es más directa y la velocidad de reciclado es mucho menor que un flash de estudio.

Hay varias formas con las que podemos resolver estos problemas, utilizando más de un flash, moldear la luz con difusores y alternarlo con una antorcha o un punto de luz continua.

Flashes de estudio

Un flash de estudio profesional, son menos asequibles, pero necesarios para trabajos más exigentes que requieren un punto más de creatividad.

Los más actuales cuentan con un rango de potencia de hasta 7 pasos, luz de modelado de 300W y célula de radio integrada para controlarlo desde el control remoto de la cámara superando los 300 metros de distancia.

Al generar una luz muy potente, necesitaras difusor de luz o elemento que impida que llegue directamente al cuadro. Su mayor inconveniente es que no sabes cómo saldrá la toma con la luz del flash hasta que lo dispares.

Iluminación continua

Te permite trabajar en condiciones similares del exterior. La luz permanece encendida en todo momento, podrás saber en todo momento como quedará el resultado de tu fotografía. Uno de los inconvenientes es que se calienta rápidamente y hay que esperar a que se enfríen para poder manipularlas. Además el consumo eléctrico puede ser mayor.

A parte de los equipos de iluminación, encontrarás sombrillas, difusores, trípodes o pantallas reflectores que te ayudarán a modelar la iluminación.

Si quieres saber más sobre la iluminación del estudio, en Blipoint hemos desarrollado tres niveles en fotografía de estudio. Puedes comenzar por el nivel básico leyendo el siguiente enlace.

 

En definitiva, empezar en un estudio fotográfico no tiene por qué ser tan complicado. Simplemente es necesario aprender y conocer la iluminación, para después poder dominarla.

Lo demás son solo artilugios que hay que saber utilizarlos, y en los estudios encontrarás asesoramiento.

¡Hasta pronto!

 

Deja un comentario